LAS OPERAS PERDIDAS DE FRANCESCA SCOTTO - PORTADA. RESEÑAS. PRESENTACIONES







Fani Fernández ha compartido un evento.
Elena Casero Viana ha construido una novela inteligente, diáfana, armoniosa, fiel a su persona. En ella, nos ofrece una historia en torno a una partitura, una de las primeras óperas, de gran valor, en donde la intriga se desenvuelve atrapándote con sutilidad pero sin florituras, envuelta de una pasión por la música tal y mostrándonos tantos registros humanos, tan precisa en su mecanismo, que es casi sinfónica.
Será un placer acompañarla junto a su editor, Mariano Zurdo, el sábado 17 en la Librería Ramon Llull de Valencia. "Las óperas perdidas de Francesca Scotto", su nueva novela, en Talentura.




Llenazo absoluto en la presentación del libro "Las óperas perdidas de Francesca Scotto", de Elena Casero. Probablemente su obra más ambiciosa. Una intriga con base histórica sobre el manuscrito de una ópera inédita del siglo XVII y que pone encima de la mesa la situación de las mujeres en el mundo de la música. ¿Cuántas compositoras conocemos? Buena pregunta. Fue una tarde memorable llena de buenos amigos.


Ayer presentó en la #libreriaRamonLlull Elena Casero Viana su séptimo libro, "Las óperas perdidas de Francesca Scotto". Una novela que combina la música y las letras, sus dos pasiones.
La presentación corrió a cargo de su editor Mariano Zurdo (Talentura) y la periodista Fani Fernández.
Fani hizo una excelente presentación con ese tono de voz pausado y armonioso que la caracteriza y su estilo moderado y profesional.
Y nos habló de la novela y de su interpretación.
En palabras de Fani, "Las operas perdidas de Francesca Scotto" nos habla de la desacralización y reivindicación de la música clásica. Es una prosa que combina la exquisitez y la sobriedad. Es comedida, escrita desde el profundo respeto al lector, de estilo diáfano y con el ritmo y la cadencia necesarias para animarlo a adentrarse en la trama en torno a una partitura"
La autora, que inauguró la presentación tocando tres piezas musicales de oboe junto a su profesor, se la veía abrumada y feliz por el llenazo de la libreria. Habló poco pero bueno, como es característico en ella. Reivindicó el papel relegado de la mujer en la música clásica, nos contó que huye de sensiblerias cuando escribe y que le gusta la intriga en las novelas. Se percató con sorna que siempre hay un muerto en ellas y concluyó hablando de su madre, la persona que le inculcó el amor a la música.
A modo de resumen, diré que estoy acostumbrada a ir a muchas presentaciones, por eso, enseguida distingo aquellas en las que se respira mucho amor del bueno. Ayer fue una de ellas. Felicidades Elena por haber conseguido tanta gente que te quiera... Eso no suele ser casual. Ah y por tu novela!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario